Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

28022019 01

La agencia Sputnik informó que María Zajárova, portavoz de la Cancillería declaró que "Rusia está preocupada por la intención de EEUU de derrocar los gobiernos indeseables en América Latina".

La funcionaria agregó que "La situación en Venezuela es muy preocupante; la intención de derrocar los gobiernos indeseables se mantiene en EEUU como una de las prioridades con respecto a América Latina y otras regiones".

Zajárova llamó a los países de América Latina a analizar la postura de EEUU sobre Venezuela.

"Instamos a todos nuestros amigos latinoamericanos a que piensen seriamente en esto, independientemente de la posición que tengan con respecto al Gobierno legítimo de [Nicolás] Maduro", dijo.

Agregó que Rusia rechaza cualquier injerencia en Venezuela con el fin de derrocar al Gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro.

"Nos oponemos a cualquier injerencia externa [militar, política, financiera, económica y cualquier otra] con el fin de derrocar al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro", informaron desde el organismo.

El Ministerio subrayó que los venezolanos mismos deben tomar medidas para corregir la situación "sin instrucciones, presiones ni ultimátums externos".

Zajárova afirmó que el proyecto de resolución de EEUU sobre Venezuela, presentado ante la ONU, se reduce a ultimátum y a demagogia pura.

La diplomática destacó que Washington pretende "tomar una revancha", al presentar a votación su proyecto de resolución sobre el país latinoamericano.

"No contiene nada nuevo, la misma mezcla de demagogia, acusaciones clichés y exigencias en forma de ultimátum", dijo Zajárova, agregando que Rusia "no puede apoyar semejante proyecto".

Además, precisó que el plan de EEUU de invasión a Venezuela, camuflada de ayuda humanitaria, fracasó.

"Por suerte, el plan criminal de los pseudointeresados en prestar 'ayuda humanitaria' fracasó", dijo Zajárova al denunciar que EEUU y las personas de ideas radicales de la oposición venezolana emprendieron el 23 de febrero "un intento ilegal de irrumpir por la frontera bajo pretexto de la supuesta ayuda humanitaria, que fue condenado al fracaso desde el inicio".

La portavoz añadió que Rusia continuará su labor dirigida a "erradicar en la conciencia internacional la misma idea de la posibilidad de solucionar los problemas venezolanos por la fuerza".

Asimismo, en el comunicado de la Cancillería rusa se destaca que Rusia reitera su disposición a contribuir a un diálogo inclusivo en Venezuela.

"Rusia podría estar dispuesta a unirse a los posibles esfuerzos de los mediadores internacionales y regionales para establecer un diálogo intervenezolano inclusivo a condición de que las principales fuerzas políticas del país lo acuerden", dice un comunicado.

Además, la portavoz de la Cancillería declaró que Rusia está dispuesta a unirse al Mecanismo de Montevideo para Venezuela si es necesario.

"En la presente etapa apoyamos ese mecanismo y partimos de la necesidad de la incorporación de mediadores siempre y cuando Venezuela acepte los servicios de mediación", dijo.

Negociaciones entre Rusia y Venezuela

Zajárova comunicó también que el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en sus negociaciones que se celebrarán en Moscú el 1 de marzo examinarán los proyectos conjuntos y la crisis venezolana.

"El 1 de marzo en Moscú se celebrarán las negociaciones del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, con la vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, intercambiarán opiniones sobre las cuestiones actuales de las relaciones bilaterales, relacionadas con la implementación de los grandes proyectos conjuntos en la energía, la industria, la agricultura, la medicina, la farmacología y las tecnologías avanzadas", dijo.

La diplomática rusa agregó que en las consultas "también está previsto examinar las vías de próxima coordinación de la postura en la escena internacional, la situación en Venezuela, en torno a ella, y reiterar el apoyo a una solución pacífica de las divergencias políticas en ese país" sudamericano.

El 27 de febrero el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, comunicó a Sputnik que Rodríguez examinará con Lavrov la coordinación de acciones de Venezuela y Rusia encaminadas a impedir cualquier tipo de guerra contra el país caribeño, así como a proteger los principios consagrados en la Carta de la ONU.

Venezuela atraviesa una crisis económica y política que se agravó el 23 de enero, después de que el diputado opositor, Juan Guaidó, se autoproclamara "presidente encargado" del país.

El jefe del Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien asumió el segundo mandato el 10 de enero, calificó la declaración de Guaidó como un intento de golpe de Estado y responsabilizó a EEUU de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido por EEUU, la mayoría de los países integrantes del Grupo de Lima y varias naciones más del continente americano, así como por buena parte de los Estados miembros de la Unión Europea.

Rusia, así como Bolivia, China, Cuba, Irán, Turquía y otros países, reafirmaron su respaldo al actual Gobierno venezolano.